LECHE EVAPORADA HECHA EN CASA

Estás en la cocina a punto de preparar un flan o una salsa especial y te das cuenta que te falta un ingrediente… ¡leche evaporada! Este puede ser tu caso o quizás este producto no es común en tu país, es muy caro o escasea. Sea cual sea la razón, siempre hay una alternativa para sustituir un ingrediente por otro y es… ¡prepararlo en casa!

 A diferencia de la leche condensada, esta no contiene azúcar ni tiene una textura tan espesa y cremosa. Se utiliza para preparar una infinidad de postres y platos, como el pastel de tres leches o, incluso, salsas. Si te has encontrado este ingrediente en varias recetas y no sabes cómo conseguirlo ¿qué te parece prepararlo tú mismo?

Ingredientes:

  •  1 taza y 3/4 de agua
  •  100 g de leche en polvo
  •  30 g de mantequilla
  •  1 l de leche entera

Preparacion;

Consisten en agregar la leche en polvo, el agua y la mantequilla en una olla, también de boca ancha. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Caliéntala a fuego medio-alto hasta que todos los ingredientes se hayan disuelto e integrado correctamente. Remueve con una cuchara.

Cuando la tengas, retírala del fuego, deja que se entibie y pasa la leche a una licuadora o recipiente de borde alto para batirla. Deberás batir o licuar la mezcla durante dos minutos aproximadamente a velocidad media para que se acaben de integrar todos los ingredientes. Verás que al batir la leche sube por el borde del recipiente, es por ello que debes usar uno alto.

Y lista nuestra leche evaporada mantener en el refrigerador.

Atte La Abuela